AnetaSobre mi

Me llamo Aneta y aunque espero tener la oportunidad de convenceros de que contar conmigo es una buena idea, mi intención con estas palabras es compartir un poco más de mi y contaros cuándo, cómo y por qué seguí los pasos que seguí. Unos pasos que, aunque no marcaron mi trayectoria en un abrir y cerrar de ojos, sí simbolizan el inicio de un gran camino y un gran momento. Ese en el que algo hace clic y todo empieza a cobrar sentido.

Con todo lo bueno y lo no tan bueno que esto supone, me considero artista en su sentido más amplio y profundo. Tanto por mi manera de entender la vida, como por mi forma de darme a conocer, de reflexionar, de actuar y de afrontar nuevos retos. El profesional, desde luego, lo es... Y aunque actualmente asumo mi rutina como el día a día que encaja en todos mis puzles, el recorrido hasta llegar aquí, ha sido de lo más variopinto. De hecho, empecé estudiando piano en el Conservatorio de Valencia (estudios que no terminé) y casi veinticinco años después, la edad que debe tener mi poder de elección, aquí estoy: trabajando desde mi propio estudio y embarcándome en toda clase de proyectos de tipo vocal.


Por aquí... Por allá... ¿Uy?

No acerté en la elección de determinados caminos. Pero, como persona positiva y constructiva que soy, tan sólo puedo llegar a la conclusión de que gracias a esa mezcla de errores y aciertos en mis decisiones, soy quien soy y estoy donde estoy.

Mi primer error-acierto fue iniciar los estudios de Derecho. Tres años que ayudaron a que me diese cuenta de que todos mis esquemas y mi forma de entender el mundo, y de situarme en él, se encaminaban hacia una dirección muy opuesta. Durante ese tiempo trabajé con niños en el ámbito de la animación sociocultural y así surgió lo que, con los años, se convirtió en la otra parte de mi "corazón partío": La Educación.

Estudié Magisterio convencida de que ese sería mi camino. Empastaba conmigo.... y, desde luego, empasta conmigo. ¡Pero la vida siguió su curso! y con ella mis inquietudes y mi personalidad. La música, la voz como instrumento y, posteriormente, el estudio de grabación junto a todo lo que lo envolvía, cada vez tenía un sentido más profundo para mi.

Hasta hacía bien poco mis expectativas de futuro habían sido un batiburrillo de ideas muy pasionales, sí, pero totalmente desordenadas y poco definidas, y por eso, precisamente, fue tan sorprendente lo sólida que estaba resultando la idea de poder dedicarme a ello de manera profesional. 

Estudié el Ciclo Superior de Sonido; terminé Magisterio; realicé cursos enfocados a la post producción de audio (Pro tools avanzado); cursos de técnica vocal y de canto moderno; y, finalmente, pude acceder a la Escuela de Ac Estudis en la que inicié mi formación como locutora profesional y actriz de doblaje.

Sentimientos profesionales tan fuertes hacia mundos tan distintos como lo son el artístico y el de la poderosa educación, abrieron la caja de pandora. Tenía que escoger y eso hice. Aunque "a fuego lento" y de una manera totalmente inconsciente.

Sencillamente, me dejé llevar…, porque tenía un plan.


¡Por fin tenía una clara visión de futuro! :D

Gracias a la ayuda de la gente que ha ido confiando en mi y a base de perseverancia, formación y continuo aprendizaje, con los años he conseguido ir abriéndome camino poco a poco. Primero como cantante y después como locutora y actriz de doblaje.

El afán de poder combinar en una misma empresa, tres ramas tan significativas del mundo artístico como lo son la rama técnica y la voz, en sus perspectivas audiovisual y musical, me llevó a la total convicción de que debía invertir en un espacio de trabajo acústicamente preparado en el que pudiese desarrollarlas a nivel profesional y no amateur. Y ese fue mi gran salto: el estudio.

Actualmente, procuro compaginar la colaboración en proyectos de grabación llevados a cabo de manera presencial, con aquellos realizados a través de internet. Aunque gracias, precisamente, a disponer del estudio y a que en la medida en que han ido aumentando mis aptitudes, han aumentado mis posibilidades y la envergadura de los proyectos para los que, afortunadamente, cuentan conmigo, cada vez necesito estar más disponible para proyectos Online.


Gracias.... :)

La familia y los amigos más cercanos son los pilares que sustentan mi equilibrio, pero todas y cada una de las personas con las que me he cruzado a lo largo del camino, han dejado y continúan dejando, su granito de arena en mi formación y madurez: compañeros; colegas; profesores; gente fugaz...Personas del pasado, y del presente más inmediato, que no han hecho más que sumar en mi particular montaña rusa personal y profesional.


Hoy en día, contenta, orgullosa y muy agradecida, puedo afirmar con total seguridad que, de no haberme equivocado cientos de veces no estaría donde estoy. Convivimos con la suerte y las casualidades, y no tenemos otra opción que asumirlo y aceptarlo. Obviando ese detalle…, si no tienes poder de elección, no tienes nada.